real
time web analytics
Menu

Ascenso al Volcán Lanín

julio 24, 2017 - América Latina, Argentina
Ascenso al Volcán Lanín

San Martín de los Andes se encuentra sudoeste de la provincia de Neuquén, enclavada en la Cordillera de los Andes, a orillas (costa este) del Lago Lácar. Se encuentra a 640 msnm y a 1575 km desde CABA.

Uno de los lugares para hacer base previo a iniciar el ascenso al volcán Lanín es San Martín de los Andes. Las veces que he subido, he hecho base ahí aprovechando disfrutar de tan increíble ciudad.

El volcán Lanín, en lengua mapuche es Pillañzegüñ es un volcán considerado activo, ubicado en el sur de Argentina y Chile, ubicado en las cercanías de Junín de los Andes, departamento de Huiliches, de la provincia de Neuquén, rodeado por los lagos Paimún y Huechulafquen al sur y el lago Tromen al norte en el Parque Nacional Lanín del lado argentino y Parque Nacional Villarrica del lado chileno. Su altitud es de 3776 msnm. Por primera vez en tiempos históricos (última erupción estimada hace en el 500 dC aprox) se detectó actividad en el volcán a partir del 15 de febrero de 2017 producto de movimientos sísmicos en su interior. Se estima que el cráter está sepultado bajo el glaciar que se encuentra en la cima de la montaña.

Su imagen se encuentra en el escudo de la provincia de Neuquén. Para los mapuche es un sitio sagrado y su ícono unificador.

Presenta grandes glaciares en su cara sur. Los de su cara norte eran visibles hasta 1980, pero actualmente están casi completamente fundidos.

El volcán tiene un atractivo turístico internacional especialmente por las actividades deportivas de alta montaña. Su ascenso, del lado Argentino se encuentra regulado por Parques Nacionales y por Gendarmería Nacional Argentina.

El ascenso del lado Argentino sólo se puede hacer con guías habilitados y dura 2 días. El mismo se inicia de la base que se encuentra a 1000 msnm aproximadamente, haciendo noche a una altura aproximada de 2400 msnm (pudiendo hacerse base a 2600 msnm) y siguiendo al día siguiente hasta la cumbre y descenso a la base. El segundo día se arranca levantándonos a las 2 AM, desayunamos y luego comenzamos la marcha a las 3 AM aproximadamente con las linternas frontales y la luz de la luna alumbrando el increíble paisaje para lograr terminar en el día la travesía. Se llega por la mañana a la cumbre, y regresando al mediodía a los 2400 msnm. En este día el trayecto es más técnico, se transita por el costado del glaciar, caminando por nieve congelada, utilizando crampones, bastones y piqueta.

Hay posibilidad de hacerlo en más días, pero los guías comúnmente lo hacen en 2.

Toda la ropa necesaria se puede alquilar en la ciudad de San Martín de los Andes, aunque si vas desde Buenos Aires, como era mi caso particularmente para el ascenso tal vez te resulte más económico alquilarlo en Buenos Aires. Los crampones y piquetas forman parte del costo de la excursión.

De las 3 veces que intenté hacer cumbre, no pude lograrlo así que tengo esta cuenta pendiente a concretar en la brevedad. De hecho los guías que me conocían (ya que los 3 intentos fueron hechos en término de 1 año) como la chica CAJA. En los siguientes párrafos vas a entender por qué el apodo.

La primera vez, fui con una amiga. Yo estaba con faringitis y con fiebre, pero las ganas de subir eran más grandes que lo mal que me sentía, por lo que el primer día, ascendí hasta el primer refugio de gendarmería a 2315 msnm, conocido como el refugio RIM, con capacidad para 20 personas.

El ascenso y descenso dura 2 días. La primer noche suele hacerse a la altura del primer refugio de gendarmería (refugio naranja que se ve en la foto). Las 2 primeras veces que ascendí hice noche en el refugio en sí, luego en carpas ubicadas en la cercanía.Lali en el primer ascenso al volcán Lanín. En esta oportunidad vine con una amiga.

Refugio RIM a 2315 msnmEntrada al refugio RIM a 2315 msnm

El paisaje que se puede observar al ascender es realmente increíble.

Lali y el paisaje que se observa a los 2315 msnm

Al segundo día, nos levantamos 3 AM y continuamos el ascenso. En esta oportunidad, pude ascender hasta el 2do refugio de gendarmería conocido como el “C.A.J.A.” a 2600 msnm en ese momento la fiebre y los dolores se hicieron intolerables y pudieron más que todas las ganas de subir que tenía y tuve que quedarme en el refugio esperando el regreso de mis compañeros. Siempre en estas actividades, no hay que pensar únicamente en las ganas de uno, sino que si se tienen dudas de no estar en condiciones óptimas de hacer la travesía completa, por respeto al resto del grupo es mejor no iniciarla, ya que uno que no puede seguir y tiene que descender, obliga al grupo entero a tener que descender. También es importante, saber que vas a hacer cumbre con el resto de energía y físico suficiente para poder emprender el descenso, este error de llegar sin resto es muy común en mucha gente, lo cual termina generando accidentes en el descenso.

En la segunda oportunidad, estaba en forma y sana, por lo que me dije, “esta vez lo hago”. Acá fui con tres amigos entre la que estaba mi gran amiga y compañera de aventuras Emi. No me olvido más que el primer intento de ascenso en esa oportunidad, no nos dejaron ni salir de la base por mal clima, acto seguido Emi y yo optamos irnos a tomar el té con una buena porción de torta de chocolate. Notable el cambio de dirección de actividad a realizar, jaja.

Como yo tenía unos días más disponibles, me quedé esperando que hubiera una ventana de clima y ahí aproveché a subir. En el primer día de ascenso, el paisaje fue el más hermoso que había visto hasta el momento en el volcán, era increíble ver la espina de pescado cubierta por un manto blanco. La espina de pescado es el nombre que recibe la primera parte del ascenso. fue hermoso ya que estaba totalmente nevado desde la base.

Lali en la base del Volcán Lanin a punto de iniciar el ascenso la 2da vez que fui.Ascenso al volcán Lanín}

1er día de ascenso al Volcán Lanín - Lali es quien lleva la mochila roja

El segundo día recuerdo que había una tormenta blanca, subimos poco más allá del refugio Caja, antes del Plateau, los pocos que nos animamos, tuvimos que bajar rápidamente porque venía una tormenta fuerte. Me acuerdo que por la tormenta se borraban las huellas de quien estaba inmediatamente delante mío y que el hielo se metía dentro de los lentes por lo que tuve que ponerme unas antiparras que me prestaron, ya que se hacía imposible ver.

En esa oportunidad, debido a las ráfagas de viento de 100 km/h o más, una ráfaga me tiró al piso a pesar de estar sosteniéndome con los bastones y caí por la ladera. Por el viento fuerte no podía pararme porque me seguía arrastrando el viento, de repente, levanto la cabeza un poco y veo al guía rodando por la ladera también porque también había sido arrastrado por otra ráfaga.

Luego nos reincorporamos y seguimos caminando por un camino alternativo para evitar estos problemas. Por momentos cruzábamos de a uno porque había peligro de derrumbe de la capa de nieve. Recuerdo que se me hundían las piernas en la nieve hasta casi las rodillas en muchos lugares, por lo cual el esfuerzo que hice para llegar a la base al igual que el resto del grupo fue importante.

La tercera vez que fui, lo hice con un grupo de amigos y los guías, éramos 9, estuvo genial. Al igual que la primera vez, no estaba nevado hasta el C.A.J.A., era todo piso de gravita, por lo cual por momentos el ascenso se hacía tedioso, principalmente el segundo día, en el cual la pendiente era mayor.

En este caso, si bien el clima no permitía continuar mucho más allá del C.A.J.A., los guías hicieron todo lo posible para seguir, con la intención que yo pudiera llegar hasta el Plateau, para dejar de ser la chica C.A.J.A., pero el clima se complicó por lo cual no pudimos llegar y otra vez tuvimos que descender rápidamente.

Espero, en breve, poder continuar este artículo con mi cuarto y final intento de alcanzar la cumbre del Lanín, mi cuenta pendiente.

La dificultad técnica es media/alta y es recomendable estar en muy buen estado físico. Este ascenso está pensado no sólo para aficionados al montañismo, sino que para turistas que deseen disfrutar del increíble volcán y se encuentren en óptimo estado físico para realizar dicha travesía.

Qué cosas tenés que llevar para el ascenso?

  1. Anteojos o antiparras de sol. Deben ser categoría o grado 3 al menos, preferentemente 4. Recordar que el estándar europeo EN 1836:2005+A1:2007 establece 5 niveles que van, de menor a mayor protección, de 0 a 4. Suelen considerarse las categorías 2 y 3 las mejores para un uso medio, incluyendo la conducción. La categoría 4 está adaptada a usos extremos, por ejemplo en paisajes nevados o deportes acuáticos y no es apta para la conducción.
  2. Bolsa de dormir para bajas temperaturas (se puede alquilar en San Martín de los Andes).
  3. Botas de trekking impermeables de suela dura (se puede alquilar en San Martín de los Andes).
  4. Crampones (forman parte del costo de la excursión si es que no tenés).
  5. Piqueta (forman parte del costo de la excursión si es que no tenés).
  6. 2 pares de guantes, uno que es primera piel (finos de lycra) y otros encima gruesos.
  7. Bastones (se puede alquilar en San Martín de los Andes).
  8. Varias capas de ropa.
  9. 2 pares de medias al menos.
  10. Cinta adhesiva, en caso de que te rocen las botas y antes que salgan ampollas, te ponés la cinta directa sobre la piel en aquellos lugares potenciales que te salgan ampollas y evitas su aparición.
  11. Protector solar, recomiendo factor 50.
  12. Gorro y pañuelo.
  13. Mucho líquido, principalmente agua, barritas de cereal, frutas secas varias y frutas para comer durante el ascenso.

Qué época se puede realizar el ascenso?

Si bien hay excursiones estivales e invernales, la mejor época por cuestiones de temperatura suele ser entre el 1ero de octubre hasta el 31 de mayo.

 

 

 

Facebooktwitterpinterestyoutubeinstagram
Facebooktwitter