real
time web analytics
Menu

Ciudad de México, cultura, historia, arquitectura y mucho más

abril 30, 2018 - América Latina
Ciudad de México, cultura, historia, arquitectura y mucho más

Ciudad de México: Un recorrido por esta milenaria ciudad

Por Norma Machelor, Bloguera Invitada

 

El 21 de octubre del 2017 viajé a la Ciudad de México por primera vez. Soy argentina, pero vivo en el sur de Arizona hace más de veinte años. La influencia mexicana está presente en muchos aspectos de la vida de este estado lindante con México. La comida, el arte y la lengua son los predominantes. Esta visita a la ciudad mexicana era un viaje que me lo debía hacía mucho tiempo y especialmente visitándola con amigas de mi país.

A pesar de la tragedia de los terremotos en México del 7 y del 19 de septiembre del 2017, me encontré con un pueblo mexicano solidario, positivo, lleno de esperanza y por sobre todo muy dispuesto a atender a los turistas.   Si bien viajé muy cerca de esas fechas, mi estadía no se vio empañada en absoluto por temores, sino al contrario, la belleza de la ciudad, su gente amable, las deliciosas comidas, y el arte maravilloso acaparó cada segundo de nuestra visita.

  1. HOSTEL Y ALEDAÑOS

Con mi amiga Mirta, que viajó desde Buenos Aires, nos hospedamos en un hostel ubicado detrás de la Catedral Metropolitana y a una cuadra del Palacio Nacional.    El hostel está ubicado estratégicamente para realizar muchas visitas simplemente caminando, y obviamente el precio fue muy económico. Por las noches todos sugieren caminar por las calles más transitadas, y así lo hicimos. No tuvimos ningún problema, pero siempre estuvimos atentas a nuestro alrededor.  La policía siempre estuvo presente en la zona céntrica.   Les recomiendo este hostel. Incluye un buen desayuno, y personal muy cálido.

http://mundojovenhostels.com

 

  1. PALACIO NACIONAL Y MURALES

A un par de cuadras del hostel está El Palacio Nacional, sede del poder ejecutivo federal.

Al llegar a las puertas de entrada un guía ofreció sus servicios por una cifra razonable.  Nos llevó al interior para darnos información y especialmente mostrarnos los murales de Diego Rivera.  Nos sentamos en las escalinatas y por una hora y media el guía nos relató la historia de México usando el mural majestuoso de Diego Rivera. Después recorrimos el corredor de los otros murales del renombrado muralista.  Les sugiero que hagan la visita con un guía.

Mexico de Hoy y Mañana de Diego Rivera en el Palacio de Gobierno. Nuestro guia utilizo este mural para darnos un pantallazo de la historia Mexicana

Al salir de allí fuimos a ver el famoso balcón donde, todos los 15 de septiembre a las 11 de la noche, los presidentes mexicanos recrean el Grito de Dolores (llamado al pueblo para levantarse en armas contra España) dado por el sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla.  Esta recreación anuncia el comienzo de las festividades de la independencia de México.

http://www.palacionacionaldemexico.mx/home.html

3. TEMPLO MAYOR -TENOCHTITLAN – CATEDRAL METROPOLITANA – EL ZÓCALO

Nuestra próxima visita, también a pocas cuadras del hostel, fue el templo mayor.  Estas ruinas son de la cultura mexica, azteca, que floreció en esta zona de México aproximadamente entre los años 1300 a 1521.  Nos pareció un sueño estar ahí en el medio de lo que fue la capital del imperio mexica, Tenochtitlan.  No pudimos dejar de pensar que estábamos pisando terreno ganado al lago Texcoco. Los habitantes de esa época construyeron islas artificiales para realizar el cultivo.  El sitio arqueológico tiene un museo y en su interior un gran despliegue de estatuas, braseros, y artefactos de esa época.

Ruinas del Templo Mayor y la Catedral de la Ciudad de Mexico

http://www.templomayor.inah.gob.mx/exposiciones

Muy cerca de las ruinas del templo mayor está la bella Catedral Metropolitana; una delicia para los ojos. Hay visitas guiadas y también una propuesta teatral los miércoles, “Voces de Catedral” que no llegamos a ver, pero que nos la recomendaron.

En frente de la catedral está el famoso “Zócalo”. Es una gran plaza con mucha capacidad. Durante nuestra estadía gran parte de ella estaba cerrada con los preparativos del día de los muertos.  Generalmente se llama Zócalo a la zona que rodea a la plaza. Nuestro hostel está en el Zócalo.  http://www.inah.gob.mx/es/boletines/6312-descubren-el-zocalo-de-la-ciudad-de-mexico

http://catedralmetropolitanacdmx.org/

 

  1. PALACIO DE BELLAS ARTES – LA ALAMEDA

Siguiendo nuestra caminata fuimos al Palacio de Bellas Artes.  El palacio nos dejó boquiabiertas.  La cúpula es tan maravillosa que uno se puede quedar horas observándola.  En la esquina está el edificio Mirador Torre Latinoamericana. Mirta y yo fuimos, por la mañana, intrigadas principalmente por la vista de la Cúpula del Palacio de Bellas Artes.   Pero no solo la cúpula era espectacular, sino todo aquello que rodeaba el palacio.  Por ejemplo, la renombrada plaza La Alameda, una plaza arbolada muy antigua que se ubica a un costado del imponente palacio. Decidimos regresar al mirador por la noche (el boleto de entrada del mirador sirve para todo el día) y nos deleitamos con una vista nocturna fascinante de la ciudad.

Continuando con el Palacio de Bellas Artes, la cúpula no es lo único para recalcar, pero todo el palacio ya que es el centro de la vida cultural de la ciudad.  Es elegante y prestigiosa.   Sus pisos de mármol, la lámpara de cristales y los murales en exhibición son el orgullo de los mexicanos y el deleite de los turistas.

Palacio de Bellas Artes no solo un auditorio espectacular sino tambien un despliegue de murales grandioso

Los murales de Diego Rivera, David Siqueiros entre otros son impresionantes y llenos de historia.  Mary, la amiga artista de Mirta, de origen japonés, malcriada en Buenos Aires, pero viviendo en esta ciudad nos recomendó ver el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández.  Mirta, Alejandra (mi amiga argentina viviendo en la Ciudad de México) y yo nos dimos el gran gusto de ver este ballet folklórico.

Tres amigas contentas de haber visto el ballet en el Palacio de Bellas Artes

https://www.miradorlatino.com/

https://palacio.inba.gob.mx/

http://www.alamedacentral.cdmx.gob.mx/

 

  1. EL MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGIA – CASTILLO DE CHAPULTEPEC

El Museo Nacional de Antropología no nos defraudó ni por un instante. El museo tiene dos pisos, y el primer piso lo hicimos en tres horas. Grandioso y maravilloso.  Una pieza de este museo me tuvo cautivada por muchísimos años y tuve la oportunidad de admirarla. Me refiero a la famosa Piedra del Sol, comúnmente conocida como calendario azteca. Me quedé admirándola y escuchando la explicación de una guía del lugar por un tiempo considerable.  Este museo no se encuentra aislado. En la zona hay otros museos importantes pero que por el corto tiempo que contábamos no visitamos.

Continuamos la caminata y nos dirigimos al Castillo de Chapultepec, también en los aledaños. Alejandra nos acompañó y nos dio mucha información.  Una guía de lujo.   Parecía irreal que en el medio de la ciudad se encuentre este castillo con jardines inmensos y coloridos y arboledas frondosas. Un buen dato, todos los domingos la entrada es gratis. Esta zona tiene otras atracciones.

http://www.mna.inah.gob.mx/

http://www.castillodechapultepec.inah.gob.mx/historia/hist_historicos.html.

 

  1. PASEO DE LA REFORMA

Nuestros pies ya estaban quejándose (especialmente mi pie derecho que una semana atrás había estado con un yeso por dos meses) y decidimos tomar un taxi, pero era casi hora pico y no encontramos móvil disponible.  El tráfico de la ciudad es un tema aparte, por eso caminar es la mejor opción.   Descansamos unos minutos y caminamos hasta el Paseo de la Reforma.  Esta avenida muy ancha es la más importante de la ciudad.  En este día el color anaranjado fue predominante. Los bulevares estaban decorados con un sinfín de flores Cempasúchil. En la lengua antigua de los aztecas, Náhuatl, significa flor de veinte pétalos y es la flor de los festejos del día de los muertos.

A lo largo de un sector de esta avenida había una exhibición de alebrijes, y de calaveras del día de los muertos.   Alebrijes es una artesanía muy popular de México. Cada alebrije representa un animal imaginario y son sumamente coloridos. Pero esta exhibición era particular pues cada uno de alebrijes tenía la altura de una persona de estatura media y más.

Las calaveras también tenían más de un metro de altura.  Un monumento de remarcar es el Ángel de la Independencia que ocupa un lugar importante en el medio de esta avenida y es considerado símbolo de la ciudad.

http://www.mexicomaxico.org/ParisMex/resumen.htm

 

  1. LA CASA AZUL DE FRIDA KAHLO Y COYOACAN

El domingo decidimos tomar el metro para acercarnos a Coyoacán, y específicamente al museo de la pintora Frida Kahlo.  Tuvimos una buena experiencia en el metro (subterráneo) pero nos recomendaron que no lo hiciéramos durante la semana laboral.   Después de cruzar el Mercado de Coyoacán, llegamos al museo.   Nos miramos sorprendidas cuando vimos una fila muy larga para entrar.   Agradecidas por quien nos sugirió comprarlas por internet con anticipación, esperamos unos minutos y nos dejaron entrar.   La vida de Frida fue una historia trágica y a la vez fascinante. Fue un honor haber estado en su casa.

Este es el balcón del dormitorio que Frida usaba durante el día

Al salir de allí nos dirigimos al Mercado de Coyoacán.  El tema principal del mercado era el día de los muertos y todos los objetos necesarios para hacer un altar del día de los muertos, y decorar las casas y las tumbas. Algunos ejemplos son las calaveras de azúcar, pan de muerto, papel picado, catrinas, entre otros.  Como soy maestra de español en la escuela secundaria, compré artículos para realizar un altar en el aula y enseñar a los alumnos esta tradición mexicana.

http://www.museofridakahlo.org.mx/

https://centrodecoyoacan.mx/que-hacer/mercados-artesanias/Mercado-de-Coyoacan.

 

  1. LAS RUINAS DE TEOTIHUACAN – BASILICA DE LA VIRGEN DE GUADALUPE

Otra ventaja de nuestro hostel fue que justo enfrente se reúnen guías de turismo que ofrecen sus servicios de guía, y transporte a lugares turísticos. Nos acercamos a uno de ellos y arreglamos para el día siguiente para ir a las ruinas de Teotihuacán y la Basílica de la Virgen de Guadalupe.  Fuimos en una van mediana con otros turistas latinos.   A una hora y media del centro de la ciudad llegamos a las ruinas de Teotihuacán. Teotihuacán significa Lugar Donde Se Hicieron Los Dioses.  Esta ciudad fue construida por una civilización anterior a la mexica. Nuestro guía nos contó que no se sabe el nombre original de los habitantes, ni el nombre de la ciudad. Este lugar pertenece al patrimonio de la humanidad otorgado por la Unesco en 1987.   Subimos primero a la pirámide de La Luna y nos explicaron que los montes que rodean el área probablemente son pirámides o más ruinas de esta ciudad antigua. Se los mantiene así para protegerlos.    Hay una calle principal, llamada La Calzada de los Muertos y donde dicen los habitantes hacían ceremonias y otras actividades.  Si se continúa por esa calle principal se llega a la pirámide del Sol; mucho más imponente.   En los alrededores hay otras ruinas que eran palacios.  El Palacio de los Jaguares y el Palacio del Quetzalcóatl. Nuestro guía fue muy idóneo y nos dejó a todos contentos con la experiencia en Teotihuacán.

http://www.teotihuacan.inah.gob.mx/

Nos dirigimos a la Basílica de la Virgen de Guadalupe, y nos sorprendimos por la grandeza y la forma circular de esta basílica tan visitada. Dicen que es la segunda más visitada después del Vaticano.  La Basílica es redonda y en ella se encuentra la imagen original de la Virgen impresa en la capa del indígena Juan Diego.  La historia cuenta que la Virgen María se le apareció cuatro veces a Juan Diego y en la última, al presentarse al obispo y desplegar su capa, la imagen de la Virgen estaba impresa en su ropa. La capa está enmarcada y colgada a un lado del altar.  Si bien se estaba oficiando una misa, pudimos ver la imagen sin interrumpir la misa. Un sistema de escalera mecánicas planas justo debajo de la imagen ayuda al turista a ver la imagen, sacar fotos y principalmente evitar caídas ya que todos estábamos mirando para arriba y quitando fotos.  Mirta y yo dimos unas cuantas vueltas para poder ver los detalles de la imagen.

Salimos de allí y fuimos a la antigua basílica. Dicen que por la inestabilidad de su estructura se decidió construir la circular. Este templo se llama ahora Templo Expiatorio a Cristo Rey.   Es fácil ver el desnivel de su estructura, a pesar de los esfuerzos para nivelarla. Es posible entrar y visitarla. Es segura. En este predio hay otras capillas y templos.  Una de ellas era un convento de las monjas capuchinas.  Nuestro guía nos explicó bastante, pero nos quedamos con las ganas de pasar más tiempo allí. Mi amiga Mirta se quedó más días en la ciudad y volvió a visitar la basílica, y me recomendó que en mi próxima visita lo hiciera, ya que hay mucho para recorrer y aprender.   Les recomiendo que hagan esta visita por separado para tener tiempo a recorrerla.

Y ya llegué al final de este relato. La Ciudad de México es una ciudad maravillosa en todo sentido. Fue un viaje muy rápido, pero quedé satisfecha de lo que aprendí, vi y saboreé.   Quedó mucho por conocer, pero estoy segura de que volveré. No dejen de visitarla.   ¡No se van a arrepentir!

Escrito por Norma Machelor, Bloguera invitada

Puedes también visitar los siguientes artículos:

Riviera Maya y los alrededores

Costa Rica

Bocas del Toro, Panamá

Nicaragua

 

 

 

 

Facebooktwitterpinterestyoutubeinstagram
Facebooktwitter