¿Por qué te vas a enamorar de Bariloche?

Bariloche, uno de mis lugares preferidos de Argentina, en realidad no sólo mío sino de tantísimos argentinos que disfrutan pasar sus vacaciones en ese increíble lugar.

San Carlos de Bariloche, conocida simplemente como Bariloche, se encuentra ubicada en Río Negro, Argentina. Es el destino más visitado de la Patagonia y uno de los más visitados de Argentina.

Está ubicada en el Parque Nacional Nahuel Huapi, en el suroeste de la provincia de Río Negro, junto a la cordillera de los Andes, en la ribera sur del lago Nahuel Huapi.

Sus reservas naturales, que incluyen lagos, bosques y montañas, y sus destacados centros de esquí hacen el principal atractivo barilochense. La ciudad ha sido considerada por algunas fuentes como el más grande de América del Sur.​

En noviembre de 2012, Bariloche fue nombrada «capital nacional del turismo aventura» bajo la Ley 26802 sancionada por el Congreso Nacional Argentino.​

Tuve la suerte de viajar varias veces de diferente manera, con mi familia cuando era chica, de mochilera, viaje de egresados, con amigos de la facultad y de trabajos, en pareja y sola. De todas estas maneras pude descubrir un Bariloche completamente distinto y fascinante.

A continuación te voy a contar qué podés hacer en Bariloche. En muchas fotos coloqué información adicional así que podés verlo apoyando el cursor en las mismas.

1) Trekking o Senderismo

La oferta de Bariloche es muy amplia en materia de senderismo, tenés diferentes cerros para subir de dificultad baja hasta media/alta. Entre los que podés subir tenés el cerro Tronador, Campanario, Otto, López cuyas travesías varían de horas a días.

Dos de las que más me gustaron fue el trekking que une a los refugios Frey, Jakob, Laguna Negra y Cerro López. La duración de esta travesía es de aproximadamente 5 días disfrutando el paisaje y es de dificultad alta. Por otro lado, si lo que buscas es algo más tranquilo, podés realizarlo de forma parcial y subir únicamente, por ejemplo al Cerro López y dura unas horas la travesía. No se requiere en ningún caso un guía ya que las picadas están bien marcadas. Podés hacer noche en los refugios intermedios y es súper recomendada. De la primer travesía, como la hice en la era de máquina de foto no digital, no cuento con fotos, pero del Cerro López que fui hace unos años te comparto algunas fotos.

Subiendo el Cerro LopezDurante la bajada del López... tropezón no es caída :) Vista durante el ascensoVista durante el ascenso Vista durante el ascenso del LópezVista durante el ascenso del LópezVista durante el ascenso del LópezVista durante el ascenso del LópezDurante el descenso, post tropezón!

En particular, en el cerro López, está el río que dice la leyenda que si tomás tres sorbos del río vas a volver a Bariloche, por lo que obviamente, lo hice todas las veces que fui.

Otra increíble opción es ir al Ventisquero Negro, también lo podés hacer por unas horas. El Ventisquero Negro es uno de los catorce glaciares del Cerro Tronador en el Parque Nacional Nahuel Huapi. Su denominación se debe a que el glaciar, a lo largo de su recorrido, incorpora sedimentaciones que le dan un color oscuro característico, diferenciándolo de los otros glaciares, que son normalmente blancos como lo es el glaciar Perito Moreno (para ver más información del glaciar Perito Moreno ver http://www.lololali.com/index.php/2017/05/29/trekking-en-los-glaciares-de-la-patagonia/ y http://www.lololali.com/index.php/2017/06/05/que-no-podes-dejar-de-hacer-en-calafate/)

El cerro Tronador tiene una altura de 3478 msnm y lleva ese nombre por los rugidos que se producen por los desprendimientos de los bloques de nieve.

Este glaciar en retroceso es alimentado por las constantes y estruendosas avalanchas de hielo que se desmoronan desde el glaciar Manso, unos 700 m más arriba en la montaña.

También en los cerros hay actividades varias durante la época estival, como tirarte en gomón por la ladera de los mismos que es súper divertido y seguro, cuando lo hice yo habían montones de familia disfrutando de lo mismo.

Como comenté anteriormente, tenés la posibilidad de realizar trekking en una gran cantidad de cerros, abajo van unas fotos resumiendo algunos de los cerros que podés conocer.

2) Disfrutar de los lagos

Los lagos pueden disfrutarse de diferentes maneras. Para los más aventureros se puede bucear en diferentes lugares, por ejemplo en el Lago Nahuel Huapi. En mi caso, como anécdota tengo una vez que fui hace poco más de un año a una invitación que era de buceo y fotografía subacuática… cuando llegué me encontré que estaba en el Encuentro de Fotografía Subacuática, la competición anual de foto sub. así que con un buzo que había ido solo, al igual que yo nos pusimos en equipo y uno hacía de modelo mientras el otro fotografiaba bajo las indicaciones que nos habían dado y luego intercambiábamos. Cabe aclarar, que era la primera vez que usaba mi máquina de foto… les dejo un par de fotos de mis pésimas fotos de ese encuentro (no tienen filtro ni nada, obviamente)!

Antes de mostrarles las fotos, a los buzos que quieran venir a practicar, no es requerida experiencia en términos generales, pero recuerden que el Nahuel Huapi se encuentra a aprox 700 msnm, por lo que es buceo de altura, y los que tienen experiencia en mar, recuerden que es agua dulce, por lo cual les variará la cantidad de lastre a utilizar.

Más allá de estas actividades, podés practicar kayak, kitesurf (uno de los mejores lugares para practicarlo es en el Nahuel Huapi por la corriente de viento casi continua y la seguridad que imprime estar practicando en un lago) y pesca en los lagos, o excursiones más tradicionales en las cuales vas en barco, por ejemplo a la Isla Victoria y Bosque de Arrayanes, una excursión que debés hacer sí o sí si vas a Bariloche. No tiene la adrenalina de bucear en los lagos pero el paisaje vale realmente la pena.

En el caso de la excursión a la Isla Victoria y Bosque de Arrayanes, se parte de Puerto Pañuelo (la excursión puede ser de medio día o día completo y se puede hacer todo el año), se navega durante una hora, llegando a la península de Quetrihue (NO del Nahuel Huapi) donde se encuentra el legendario bosque de arrayanes. Luego se navega hacia el Puerto Anchorena, en la Isla Victoria. Recorriendo los senderos de esta hermosa y milenaria isla se llega hasta Playa del Toro, en donde se pueden observar las pinturas rupestres hechas por los pueblos originarios que habitaban en esta zona, en el marco de una espléndida playa de arena volcánica. ¡Es una experiencia inolvidable!

También tenés una opción que puede llevar uno o más días para lo que vas a necesitar pasaporte si venís del exterior o documento si sos del Mercosur. Esta opción, llamada Cruce Andino es una excelente opción para recorrer la misma ruta que usaban los nativos hace más de 400 años atrás. Sale desde Puerto Pañuelo y se navega aproximadamente una hora por el brazo Blest, pasando frente a la isla Centinela,  y después de pasear por la bahía Blest y el río Frías, se recorre el bosque a bordo de un bus, en un trayecto de 15 minutos de duración (3 km aproximadamente). Se bordea el río Frías, a través de un camino sinuoso y repleto de paisajes, hasta el Puerto Alegre, a orillas del lago Frías. Allí se vuelve a embarcar, para navegar este lago en un recorrido de unos 25 minutos, hasta llegar al puerto Frías. Tras realizar los trámites de migraciones y aduana se aborda un micro 4×4 especialmente acondicionado para recorrer la cordillera, para alcanzar por el punto más alto de todo el cruce y atravesar el límite internacional con Chile, apreciando los deslumbrantes paisajes de la selva valdiviana, hasta llegar a Peulla.

3) Disfrutar de los ríos

Para los más aventureros Bariloche tiene la opción del kayak y rafting es una excelente manera de disfrutar los ríos en Bariloche. Tenés diferentes alternativas, como por ejemplo reservar la excursión que hace rafting en el Manso Frontera. Cuando lo hice me dijeron que era un 4+ pero viéndolo a la distancia, al menos en la época del año que lo hice, no creo que supere un 3+. Debo reconocer que fue súper seria la empresa con la que lo hice, íbamos con kayak de respaldo y unos guías muy bien preparados.

Llevando los gomones para iniciar el paseo!Iniciando el paseo

4) Disfrutar de la ciudad

El centro cívico es un lugar imperdible para recorrer por más que vayas a disfrutar sólo del turismo aventura de Bariloche.

Es incluso ideal para sentarse durante una tarde soleada y tomar unos buenos mates. La ciudad en sí es muy vistosa y recomendable para pasar una jornada tranquila.

Para mayor información de recomendaciones de actividades a hacer, no dudes en ingresar en https://www.barilocheturismo.gob.ar/es en esta página te indican las distintas actividades, dificultades y tiempos que requieren.

¿Cómo llegar a Bariloche?

¿Dónde hospedarse en Bariloche?

Hay una gran cantidad de alternativas, desde económicas como hostels, cabañas a las afueras del centro (obviamente cuanto más alejado más económico y hay una gran cantidad sobre la avenida Bustillo ya a las afueras del centro que es muy directo y rápido para movilizarse) hasta hoteles lujosos como es el caso de Llao Llao., en el que incluso disponés de un campo de golf que realmente vale la pena (para más información del campo de golf ingresá en http://www.lmdgolf.com/)

¿Qué comer en Bariloche?

Bariloche cuenta con una amplia cantidad para diferentes presupuestos y estilos de restaurantes y bares, al igual que de hospedajes.

Lo que no podés dejar de comer son las humeantes fondues, los famosos goulash (Colonia Suiza es ideal para ir a probarlos) y las tradicionales truchas, jabalíes, ciervos y quesos ahumados (un excelente lugar para comerlos es en el restaurant Edelweiss en la ciudad de Bariloche.

Otra buena opción son las carnes rojas o blancas salseadas con hongos de la zona, truchas en Papillote, al vino blanco o a la manteca negra.

Y otro plato que no podés irte sin haberlo probado es el corderito patagónico al asador o la tradicional parrillada.

Para el postre las ofertas son también variadas y exquisitas que cuentan con entre otras, tartas dulces, helados de elaboración casera, tortas calientes y crepes suzette, coloreados por naturales salsas de frambuesas, boisenberrys, moras, sauco y mosqueta.

En el centro cívico podrás ver varias casas de venta de chocolate, las más populares son el Turista, la Abuela Goye, Rapa Nui, Mamuschka, etc. Mis preferidas son Abuela Goya y Mamuschka, pero al igual que todo, hay para todos los bolsillos y gustos.

Si tenés comentarios o consultas, no dudes en contactarte con nosotras a info@lololali.com.

Facebooktwitterpinterestyoutubeinstagram
Facebooktwitter