Pura Vida Costa Rica

Hacía años que tenía ganas de conocer Costa Rica, y aprovechando un viaje a Centroamérica le puse una semana en Costa Rica a nuestro itinerario. Volamos desde Bocas del Toro, Panamá en una pequeña avioneta. Al principio el vuelo fue emocionante y tranquilo, al acercarnos al aeropuerto de San José, fue interesante y algo aterrador. La avioneta se movía como un avioncito de papel prisionero de una ráfaga de viento.

San José, la capital de Costa Rica, está ubicada en el centro del país. No fue la mejor experiencia. La ciudad no parecía muy amigable, no nos resultó atractiva y al llegar al hotel nos dijeron que por un problema en el cuarto piso nos mandaban a otro hotel. Aceptamos la situación, hasta que vimos que el nuevo hotel estaba a casi 6 km del centro, donde no había nada que hacer o lugares donde comer. Por suerte, ya habiendo leído sobre San José, solo estaríamos allí una noche. Nos tomamos un bus al centro, que fue rápido y seguro, y dimos unas vueltas por ahí. Caminamos por calles llenas de gente, poco para ver y visitar, y en febrero anochece muy temprano.

Para la comunidad LGBT, es una ciudad con mucha actividad nocturna para gays y lesbianas. La mayoría de estos bares y clubs están en la zona sur, lo cual puede ponerse algo peligroso de noche, por lo que se aconseja no deambular, y mejor tomarse un taxi a la salida, una recomendación para todo turista.

En general, Costa Rica es caro para el turista; más en la costa del Pacífico que del lado del Caribe. Si no estás apurado, tienes poco equipaje y no mucho dinero, toma el transporte público. Para comer barato hay lugares llamados “sodas” que son pequeños restaurantes familiares, que sirven comida típica a bajo costo.

Ceviche de atún

A la mañana siguiente, nos tuvimos que levantar a las 5 am e ir al hotel original donde el bus de Mawamba que nos llevaría a Tortuguero pasaría por nosotras a las 6. No el tipo de stress que me gusta cuando estoy de vacaciones.

A Tortuguero lo llaman el Amazonas de Costa Rica, por ser una zona rica en flora y fauna. Un área de selva con exuberante vida salvaje, vegetación y canales. El Parque Nacional Tortuguero se encuentra en la costa del Caribe, en la provincia de Limón. Es una de las zonas más lluviosas del país, por lo que aconsejo ir en temporada seca (meses de diciembre, enero, febrero y marzo; aunque son los meses más caros). Tortuguero se encuentra a varias horas de distancia en bus y barco desde San José. Hay avionetas que también te llevan a Tortuguero. Si fuera otra vez, lo haría en avioneta. Nosotras viajamos con Mawamba que es una compañía que arma paquetes a Tortuguero, y te pasan a buscar por el hotel de San José, y el paquete incluye el alojamiento y comidas, además de excursiones en Mawamba Lodge y por los canales. El hotel está ubicado cerca del pueblo Tortuguero, en medio de la selva, con muchas especies de flora y un ranario y mariposario para visitar. Angie y yo pasamos dos noches allí y fue absolutamente maravilloso: en las excursiones vimos monos capuchino, monos aulladores, osos perezosos, cocodrilos, caimanes, guacamayas rojas y guacamayas azules, garzas, patos y muchas otras especies de aves. Si eres un amante de las aves, no te alcanzarán los días para disfrutarlas aquí. ¡Absolutamente maravilloso!

Animales de la selva

Esta es una zona protegida para el desove de las tortugas, pero fue muy triste ver que las playas del lugar estaban llenas de basura. No aconsejan, fuertemente, meterse al mar por las mareas asesinas (resacas), que son peligrosas. Además son costas frecuentadas por tiburones y barracudas. Tortuguero es para disfrutar de la selva y no de la playa.

Mawamba Lodge – Cabañas

Después de Tortuguero, pasamos una noche en San José, esta vez el hotel nos dio una suite hermosa para compensar lo de la primera estadía. A la mañana siguiente nos tomamos un mini-bus (combi) a Jacó. Si viajas con poco equipaje, puedes viajar por Costa Rica en los transportes públicos, que son económicos.

Atardecer en Jacó

Jacó es una playa tranquila en la costa del Pacífico. En los últimos años, dado el flujo de turistas, creció la oferta de restaurantes, clubes nocturnos y hasta fiestas en la playa. También es una zona que atrae a surfistas, por lo que puedes encontrar servicios que ofrecen alquiler de tablas y clases. Angie y yo decidimos relajarnos acá. Disfrutamos de los servicios del hotel, la piscina y los maravillosos atardeceres en la playa.

Atardecer en la costa del Pacífico

Pero como nos gusta la aventura, y ya tanto relax aburría, salimos a hacer rafting. La excursión sugerida fue en el río Naranjo, recorriendo la sección El Chorro, Clase IV. Fue una experiencia emocionante. Al ser temporada seca, el río no tenía un gran caudal, pero aun así fue muy divertido. Había suficientes saltos que te hacían subir la adrenalina, y en otras partes más tranquilas,nos arrojábamos al río y bajábamos nadando o flotando, lo que nos permitió disfrutar de la belleza natural que nos rodeaba.

Rafting en El Chorrito

Costa Rica es un país pequeño, pero lleno de actividades para hacer y lugares maravillosos para visitar. Hay grandes áreas protegidas y se nota el gran compromiso por conservar estos correderos biológicos.

Plantas en zona del Parque Nacional El Tortuguero

Un país bellísimo, para todos los gustos y clases de viajeros. Y como dicen los ticos: ¡Pura Vida!

Jacó, Costa Rica

Itinerario propuesto para una semana

  • San José
  • Tortuguero
  • Jacó (u otro destino de playa)
Itinerario de 1 semana
Facebooktwitterpinterestyoutubeinstagram
Facebooktwitter

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *